Diseño web.

Presencia en Internet.

Diseño web personalizado, atractivo y  adaptable a cualquier tipo de dispositivo.

Una página web para compartir tu trabajo, tus pensamientos, tus conocimientos, opiniones, productos… para compartir… para conectar.

Hoy en día, la página web es vital si quieres darte a conocer. Es una de las ventanas por la que te verán a través de Internet. Es tu carta de presentación en el mundo virtual, de ahí su importancia. De su dominio, aspecto, usabilidad y contenido dependerá el número de personas que la visiten, que te conozcan. Tanto si es una página personal o de empresa, el tráfico (número de visitas) y el tiempo de permanencia en la página son el reconocimiento a un trabajo bien hecho. Esto dependerá de mucho factores, entre ellos:

Diseño:

Un buen diseño es primordial, transmite seguridad y consigue que el internauta se sienta cómodo navegando por tu web. La manera en la que te muestras es muy importante, aquí es donde entra en juego la apariencia y organización de la página.

Identidad de marca:

La imagen de la empresa es esencial. Desde el logotipo hasta los valores, los ideales y los sentimientos que transmite tu compañía. Es la forma en la que el usuario te va a identificar y recordar. La identidad de marca es capaz de generar confianza y fidelidad: negocio.

Responsive:

Adaptación a cualquier dispositivo. El uso de teléfonos inteligentes y tabletas es cada vez mayor, por lo que darle a los clientes un uso más eficiente en los dispositivos móviles se ha convertido en prioridad.

Posicionamiento SEO:

Presencia en los principales buscadores. No se puede visitar ni comprar lo que no se ve.

Creación de contenidos:

El uso del blog te permite realizar publicaciones que conseguirán atraer personas y fidelizar a los visitantes.

Gestión de las redes sociales:

Las redes sociales son imprescindibles para darle visibilidad a tu página web y, por ende, a ti y/o tu empresa.